Símil de un drone espiando en una casa

Si ya tienes tu primer drone y estás empezando a disfrutar a tope de todo lo que te puede ofrecer, seguro que te estás planteando salir con él a la calle para hacerlo volar en todos los entornos. Si bien la normativa para drones en España está, digamos, un poco en pañales, existen una serie de reglas escritas (y no escritas) para que la seguridad y la intimidad de todos quede garantizada. Si sigues estas normas y haces tuyos los consejos que te damos a continuación, podrás disfrutar a tope de tu drone y vivir toda la diversión que estos pequeños compañeros están siempre dispuestos a proporcionarte.

A continuación te contamos cómo es la normativa para drones en España, y lo que debes saber antes de volar tu drone en espacios públicos o privados. ¡No te lo pierdas!

Normativa para drones en España

La normativa para drones en España concierne únicamente a drones para usos comerciales, militares, de investigación, etc. Es decir: los drones para uso recreativo (el tuyo) no se ven afectados por sus restricciones o deberes. Esto significa que para volar tu drone no necesitas obtener un permiso especial ni ninguna capacitación, aunque se da por sentado que tienes la habilidad suficiente como para hacerlo.

A modo de curiosidad, conviene saber que la normativa para drones en España está basada en una ley temporal aprobada por el Consejo de Ministros en el año 2014. Según esta ley se establecen dos categorías: drones con peso inferior a 2 kilos y drones con peso de entre 2 y 25 kilos. En ambos casos, para poder volarlos en España es imprescindible disponer de un carnet de piloto de drones. Por otra parte, los drones de menos de 2 kilos de peso no necesitan estar inscritos en el registro de aeronaves, ni disponer de un certificado de aeronavegabilidad.

Vuela… con sentido común

drone volando mientras cumple la normativa para drones en España

Como en tantos órdenes de la vida, a la hora de volar tu drone es fundamental obedecer siempre al sentido común. Sacarlo “a pasear” en medio de la calle en hora punta, en la playa durante el verano o en la romería de las fiestas de tu pueblo no es, desde luego, la mejor de las ideas… Recuerda que si lo haces, corres el riesgo de sufrir importantes sanciones; o como mínimo, de que tu pequeño amigo desaparezca para siempre.

De nuevo, te remito a los consejos de AESA (los cuales ya mencionamos en nuestro post sobre Cómo volar un drone), una serie de recomendaciones llenas de sensatez que incluyen tener siempre tu drone a la vista, no superar los 120 metros de altura, volarlos en zonas despobladas,  evitar zonas urbanas y aglomeraciones o poner en peligro a terceras personas, entre otras.

Hay algo que debes tener muy en cuenta a la hora de volar tu drone en espacios públicos. Si lleva cámara, existen severas restricciones que no permiten su uso en determinados lugares por respeto al derecho a la intimidad. La normativa para drones en España no establece nada concreto, pero el derecho a la intimidad prevalece en relación al uso de cámaras, independientemente de si forman o no parte del equipamiento de un drone.

Cuidado con los pequeños

Los drones de tamaño pequeño (mini drones, micro drones…) presentan su propia problemática a la hora de volarlos. Como imaginarás, tu pequeño drone es muy fácil de extraviar: sé prudente y no lo vueles muy lejos de ti, o a gran altura. Un buen consejo es ejercitarse con su vuelo dentro de casa, donde no hay probabilidades de que se pierda. Además, es un ejercicio muy divertido: en casa encontrarás siempre un montón de recovecos y obstáculos, perfectos para que tu drone siga un recorrido complejo. Esto te permitirá maniobrar tu drone con total seguridad en espacios más abiertos y, por ende, más amigables.

Disfruta al máximo… ¡sin carnet!

Como verás, la normativa para drones en España no afecta a tu propio drone. Sin necesidad de asistir a cursos u obtener permisos para volar drones, podrás manejar todo tipo de aeronaves para uso recreativo y experimentar horas de diversión. Eso sí, hay una serie de recomendaciones que sí deberás tener siempre (y decimos, SIEMPRE), presentes.

Y ahora, ¿crees que la normativa actual debería ampliarse al campo de los drones de uso recreativo, o está bien como está? ¡Háznoslo saber en tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *